Bienestar digital

A los que somos de la generación de los 80’s, que no criamos jugando con balones, amigos, calle arriba y calle abajo, entrar al computador era un escape, hacia una realidad virtual, y veíamos una diversión sana en los video juegos como los que en los comienzos Atari o Nintendo llegaron a proponer en los primeros video juegos que eran muy sanos, inocentes y que desarrollaban alguna habilidad cognitiva,  al tiempo que eran diversión.  Hoy en día y agravado por las condiciones de covid, la cuarentena, el encierro, las posibilidades para quedarse pegado a la pantalla son infinitas,  leemos, interactuamos, opinamos, participamos, hacemos reuniones y video llamadas, tenemos más identidades digitales entre tantas aplicaciones que cuando acabamos de ponernos al día con Facebook,  siempre habrá tarea con Twitter, YouTube, twitch, discord, el correo, reddit, y muchas más…


La intención de estar informados, o al menos enterados, por aquello de las fake news, nos está llevando a un estado de hiperconectividad insalubre, es necesario hacer una terapia como si se tratara de una nueva adicción pues no somos capaces de soltar el celular ni por medio día. Cada quince o menos minutos estamos validando cuantos post, memes, correos, o mensajes de telegram o WhatsApp hemos tenido… ya no más,  alcemos la mirada al frente, miremos nuestro entorno,  saludamos al vecino, y comencemos una desintoxicación de tanta radiación y radiofrecuencia.  


Seguramente tu no eres demasiado de actividades al aire libre, porque seamos sinceros,  estas leyendo un blog, y a esto llegamos solamente aquellos que nos gusta la lectura, para compartir opiniones esta Twitter y para envidiar las vacaciones y alegrarse de los triunfos ajenos están Facebook e Instagram.. pero este post es un llamado al autocuidado,  a revisar cuanto tiempo yo o mi familia estamos pasando frente a la pantalla y cuanto tiempo de calidad estamos pasando realmente,  es un llamado al diálogo, a la meditación a tomarse un respiro a disfrutar una caminata al rededor del barrio


Colombia tiene que permitir a la ciudadanía el vivir a plenitud,  el poder salir sin esperar de que lo roben, salir a caminar,  a saludar a los vecinos, a hacer amistades,  y estrechar lazos con la comunidad,  si comenzamos a trabajar en hacer algo por mis propios familiares,  tener un detalle o una buena acción para con los vecinos,  seguramente estaremos construyendo comunidad. No se trata de un cambio que venga de un partidos político o de izquierda o derecha, es una llamada a que tengamos una mejor actitud, y una empatia o solidaridad para con nuestros vecinos. Solo si el cambio viene de cada uno de nosotros y dejamos de estar tan encerrados en nuestros propios pensamientos podemos tejer, ese tejido social, es en estos momentos lo único que nos queda de lección. 


#menosRedesMasDialogo


Google ha lanzado productos para el bienestar digital, que ayudan a mejorar o modificar tus hábitos digitales,  A mi hija la supervisamos con Google family que es lo máximo (muchas gracias). Y en los teléfonos con Android el sistema operativo ahora incorpora estas herramientas de tiempos de concentración y monitoreo a la salud. Es necesario sacar la basura, incluso de la cabeza, y despejar la mente realizando otras actividades. La televisión no es la mejor manera de desconectarse. Escuche música, haga 10 abdominales,  hable con sus hijos, dedíquese a su gato, cocine algo rico, en fin, hasta en doblar ropa puede haber un mórbido placer. Disfrutemos hacer otras cosas.

Aprender a aprender

Soy una persona supremamente curiosa, y eso me acarrea que sea descuidado, desordenado, que la curiosidad me lleve con facilidad a estar a veces en demasiadas cosas simultaneas. Para poder hacer procesos de aprendizaje, es necesario despejar la mente, enfocarse realmente en aquello que se quiere aprender, recuerdo que el maestro Yoda le pegaba al joven Skywalker (Mark Hamill) por estar con otros pensamientos durante las prácticas.

Busquemos estar en paz, relajados, sin música que nos distraiga (para cantar) puede ser instrumental o electrónica, también debemos estar cómodos, no acostados ni muy reclinados o nos quedaremos dormidos a la brevedad. Si la iluminación no es suficiente acabaremos por cansar nuestros ojos, y nos dará como mínimo, mucho sueño.

Definamos unos tiempos donde estaremos concentrados dedicados a la actividad y al cabo de 15 ó 20 minutos tomaremos agua o estiraremos las piernas para evitar fatiga de esta manera optimizaremos los tiempos en micro sesiones, no sé si les ha pasado que durar en una misma reunión por más de una hora terminan agotados mental y físicamente por eso la propuesta es hacer pequeñas sesiones tres o cuatro cada hora en donde vayamos trabajando y adelantando cada tema

adicionalmente a estas recomendaciones propongo hacer uso de las características del bienestar digital que hoy en día son lo máximo porque te permiten reducir o minimizar la cantidad de interrupciones que el celular ocasionaba permitiendo que nos concentremos con mayor facilidad y al cabo de una hora de actividad podremos darle una chequeada a la mensajería instantánea o al correo electrónico.

también recomiendo contar con unas galletitas o un maní o algo que se pueda ir picando durante la jornada sin ocasionar que tenga que levantarse a buscar una merienda fuerte.

En estos tiempos de covid, en donde todos hemos empezado a trabajar estudiar y compartir desde la casa tenemos que ser conscientes que las actividades cómo hacer aseo lavar la loza doblar la ropa fácilmente pueden distraer nuestra atención sin embargo hay que buscar mantener un equilibrio entre la vida personal y la vida laboral. y como siempre digo la tecnología tiene que facilitarnos la vida es una herramienta y debe como tal ayudarnos.

Sean felices!