#KungFuPanda3

Buena película, me gustó la animación, pero sobretodo la historia, la enseñanza transfondo, de como una idea puede contagiar a otros, de esperanza o de pánico, las risas no se hicieron esperar en una de las más cómicas películas de mis últimas semanas.

Anuncios

Al campus

Tengo una anécdota que quiero compartir y registrar, mi hija mayor, Laura Camila, esta en su colegio haciendo el último año de bachillerato, pues resulta que la profesora de sistemas les ha ofrecido clases de programación en Java, y los esta motivando a realizar proyectos para presentar en el campusparty.

Hemos decidido con la nena, hacer un autómata, que pueda sensar cuando vaya a estrellarse, y reciba instrucciones por Bluetooth. El proyecto será uno de los más fáciles de realizar con Arduino, pero buscamos hacer que los chicos se familiaricen con estas tecnologías.

Para este proyecto usaremos un Arduino Nano, dos motores, llantas, un protoboard, un módulo receptor Bluetooth HC05, y un sensor de ultrasonido.

image

Aunque en esta imagen nos presentan un Arduino UNO, nosotros usaremos el Nano,
Que es más chico y promete no perder en desempeñó

Buena actitud y la capacidad de servir

 

Hola de nuevo, esta semana me encontré una de esas frases de sabiduría popular que dice, “No importa tu Titulo, ni el Cargo que desempeñas, lo que cuenta es como puedes SERVIR desde ese cargo, y con ese título…” bueno, esto me ha hecho reflexionar sobre como en alguna medida, gracias a diferentes compañías, proyectos, solicitudes y requerimientos he aportado alguna clase de valor, he generado satisfacción, o porque no, el prometido retorno de la inversión.

Una de mis prioridades como Trainer de Microsoft consiste en verificar la calidad del conocimiento transferido, en verdad si no lo hiciese bien, tiempo después podría resultar seriamente afectado, porque con el tiempo he aprendido que quienes han sido alumnos míos, pueden llegar después a trabajar conmigo, o porque no, podrían ser mis clientes o jefes en un futuro. Lo que sí puedo garantizar es que siempre recordaran con cierta nostalgia las clases, los compañeros de clase, son como compañeros en un viaje, y al finalizar no se vuelven a ver entre sí. Pero la relación con el mentor, siempre genera un grado de afecto, odio o aprecio según sea el grado de compatibilidad con el tutor.

Ahora bien, puede que, aunque uno como instructor tenga toda la voluntad de cambiarle el chip a sus estudiantes, impartirles un par de líneas de PowerShell que les cambien la forma de ver la Matrix, pero la verdad es que mucho debe venir como un auto-aprendizaje por parte del alumno, y mientras se imparte un curso, la orientación atender debes pequeño padawan. Porque la senda de la luz muy estrecha es, y a la oscuridad del abismo fácil caer resulta.

Por eso debemos reconsiderar nuestra actitud, la finalidad del ejercicio, de nuestras actividades diarias y la forma en que estamos participando en la sociedad y el ecosistema que nos rodea. Un gran ejemplo que podemos presentar dado su enfoque Psicológico de la villanía y la maldad, lo encontramos en la cultura POP del Comic, Porque si usted lo analiza, la mayoría de los villanos que en estos pasquines nos presentan, son personas dedicadas, que se preparan, son brillantes mentes, pero corruptas, perversas y malas personas. El Dr. Malito, el Dr. Von Doom, el Dr. Octopus, El Croc de Spiderman, el mismo Lex Luthor que aduce no tener los mismos músculos que Superman, pero que si tiene cerebro… Entre muchos otros villanos son profesores universitarios, investigadores, brillantes personalidades, pero que producto de su egoísmo, de su personalidad, o megalomanía, resultan afectando a muchas, muchísimas personas de esos fantásticos mundos que nos pintan en los comics. Esta es una óptica bizarra de nuestra realidad cotidiana, pero nada más ilustrativo sobre la actitud, y las decisiones que podemos tomar, que como películas como Ralph el demoledor, donde frases como “Yo soy malo, y eso es bueno, yo jamás seré bueno, y eso no es malo…” o “StarWars el retorno del Jedi” nos muestran que somos quienes somos por nuestros pensamientos…

Voy a dejar esto por aquí, con la esperanza de que alguien se tome un momento para reflexionarlo.

“Yo soy lo que pienso, yo soy lo que digo, porque digo lo que pienso, yo soy lo que hago, porque hago lo que digo, yo soy por mis hábitos, porque mis actividades diarias conforman mis hábitos y mi personalidad.”

 

Un feliz día, y gracias por compartir un instante con mi forma de pensar.

Atentamente,

Fabian Alberto Campo